Bogotá, principal foco de la COVID-19 en Colombia, volvió este lunes a una cuarentena estricta pero escalonada en la mayoría de sus barrios para tratar de contener la pandemia que se expande a un ritmo de más de 2.000 casos diarios en la ciudad y que hoy debe superar los 50.000 contagiados.


Foto ilustrativa.

«Pido paciencia a todos los bogotanos, debemos hacer el esfuerzo. Vamos a pasar por el filo de la muerte, es el momento en que vamos a ver más gente contaminada, más familias llorando por sus familiares. Vamos a hacer un esfuerzo colectivo para pasar el pico de la mejor manera», manifestó este lunes la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

La mandataria decretó el pasado viernes la alerta naranja en la capital colombiana y una cuarentena estricta por sectores en períodos de 14 días que se comenzó a aplicar hoy en las localidades de Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Chapinero, Santafé, Usme, Los Mártires y Tunjuelito, que engloban centenares de barrios.

En esas ocho localidades habitan más de 2,34 millones de personas, equivalentes al 28 % de la ciudad, y tienen el 30,4% de los casos confirmados en Bogotá.

La restricción en esas localidades estará vigente hasta el 26 de julio y al día siguiente comenzará en otras cuatro: Bosa, Kennedy, Puente Aranda y Fontibón, y el 10 de agosto será el turno de Suba, Engativá y Barrios Unidos.

La medida hizo que en muchos de los barrios afectados por la medida las calles tuvieran este lunes apariencia de domingo, con pocas personas circulando, en su mayoría vendedores informales.

Ese es el caso del Santuario del Divino Niño, situado en el populoso barrio 20 de Julio, que integra la localidad de San Cristóbal, cuyos alrededores suelen estar atiborrados de gente pero hoy se veían desiertos y con todos los mercadillos del sector, en su mayoría de artículos religiosos, cerrados.

Por las calles, policías y militares, algunos vestidos con traje blanco de bioseguridad, requerían a los pocos transeúntes los documentos para verificar si hacían parte de las excepciones que les permiten salir de sus viviendas.

Compartí: