La agente fiscal de la Unidad Regional de Pilar, Ana Luz Franco imputó a una mujer de 30 años por los hechos punibles de Homicidio Doloso por Omisión de Evitar un Resultado, Violación del Deber del Cuidado y Omisión de Auxilio. La imputada es madre de un niño de 5 años que falleció a causa de las graves quemaduras que sufrió en el cuerpo y que no tuvo asistencia médica hasta la intervención de autoridades.


El 21 de junio pasado, a instancias de denuncias de vecinos, se constituyó en la vivienda de la mujer una comitiva compuesta por la Defensora de la Niñez, personal del Centro de Salud y agentes policiales. En el lugar se pudo encontrar al niño, quien mostraba signos de mucho dolor. La víctima estaba vestida con ropas muy abrigadas a pesar de que ese día hacía calor.

Al quitarle el abrigo se pudieron visualizar las heridas que tenía en gran parte del cuerpo lado izquierdo, en el brazo, antebrazo, tórax y muslo. Presumiblemente, los abrigos eran para evitar que las heridas se puedan ver, pero gran parte de ella estaba infectada. La víctima utilizaba silla de ruedas pues sufría de parálisis cerebral y epilepsia, y habría resultado herido cuando le cayó encima agua hirviendo de una jarra eléctrica.

El niño fue inmediatamente trasladado al Hospital Regional de Pilar y de allí llevado a Asunción, donde en el Centro Nacional del Quemado detectaron que tenía heridas de 2º y 3er grado en 25% de cuerpo. El menor falleció el 30 de junio debido a la falla de múltiples órganos y sepsis asociada a quemaduras.

La representante del Ministerio Público solicitó que el Juzgado Penal de Garantías ordene la prisión preventiva de la imputada. La Audiencia de Imposición de Medidas ya fue realizada y la mujer guarda prisión según el requerimiento de la fiscal de la causa.

Fuente: Ministerio Público

Compartí: