La Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico a cargo del agente fiscal Osvaldo García, encabezó un operativo que derivó en la incineración de 1.000 kilogramos de marihuana picada.


La diligencia fue llevada a cabo en conjunto con agentes de la Policía Nacional, en un predio situado en la Compañía Indígena Alika kue, de la Colonia Sidepar Sexta línea, distrito de Yhú, en el Departamento de Caaguazu.
En la ocasión se dio el hallazgo y posterior destrucción de 40 bolsas que contenían 25 kilogramos de marihuana cada una, además de dos prensas de metal y una rústica de madera, un gato hidráulico, y un campamento precario. Hasta el momento no hubo aprehendidos en el caso.
109912840_4069509736453707_7390639039177654145_o 109572351_4069509436453737_1947602740446543063_o 109934814_4069508959787118_4668243254017208615_o
Fuente: Ministerio Público.
Compartí: