Cuando en la década del 60 del siglo pasado llegué al Paraguay tuve la suerte de tener programas por Radio Ñandutí. Era la primera vez que me ponía delante de un micrófono. Desde entonces la radio me ha sido un elemento de comunicación diario. Hoy, vuelvo a Radio Ñandutí como a la casa de amigos que me ayudaron hace muchos años


Por: Francisco de Paula Oliva SJ

El primer articulo quiero dedicarlo al interior del Paraguay.

Una idea que está en toda Constitución Nacional actual es el deseo de los constituyentes de que el Paraguay fuera un país descentralizado.

Descentralización que significa que en los 17 Departamentos hubiera un crecimiento en conciencia política y en libertad de acción para bien de la totalidad del Paraguay y de cada una de sus partes.

Esto, por desgracia, no se ha llevado a cabo en toda su plenitud ni mucho menos. El dictador se marchó, pero su influencia siguió en el poder marcando, sometimiento a Asunción Y con ello corrupción e indiferencia en todo el país.

Tenemos un interior dominado por las líneas políticas partidarias de Asunción. Al mismo , y a su ejemplo, en el resto del Paraguayen, usan el poder para crecer económicamente en beneficio propio. Resultado: un interior abandonado.

En la construcción política del Paraguay tenemos que aprender mucho. . Para eso tenemos descentralizar la política partidaria y conectarnos más de igual a igual con el resto del país.. Saber lo que piensan y que ellos sepan decidir su presente y futuro.

Y paralelamente imitar lo mucho bueno que tienen y , así, salir de la cápsula que puede significar para muchos de nosotros el vivir en la capital. .

Tenemos que convencernos de que Paraguay no termina en la Calle última.

Compartí: