En el Paraguay existen diagnósticos de cánceres colorrectales muy avanzados, que llegan hasta los consultorios en etapa de urgencia, debido a la consulta tardía y por factores que son prevenibles. Es así que el Prof. Dr. Isaías Ricardo Fretes, Jefe del Dpto. de Coloproctología de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, menciona que la población debe conocer sobre el cáncer de colon y que el mismo es prevenible a través de un importante factor cotidiano, la alimentación.


La alimentación paraguaya es muy cultural, y en ella, las fibras no se encuentran presente de manera cotidiana; por una cuestión arraigada, no estamos acostumbrados a consumir frutas y verduras, fuente principal de fibras, que son uno de los factores principales de protección del colon, sino que la ingesta se basa más en comidas con mucho valor de carbohidratos, aceites, grasas, carnes; entonces debemos tener en cuenta que la alimentación incide mucho no solo en la prevención del cáncer colorrectal, sino en la finalización del metabolismo en sí”, mencionó el especialista.

Según datos estadísticos indagados por el profesional, a nivel nacional, el 30% de los cánceres colo-rectales fueron tratados quirúrgicamente como casos de urgencia; cifra que pone en alerta a los especialistas del área, puesto que es una afección prevenible, y los casos observados ya llegan con malos pronósticos en busca de tratamiento.

El cáncer colorrectal es un crecimiento desordenado y descontrolado de las células del colon o el recto, en la que están envueltos factores genéticos que vienen con cada persona y factores ambientales que influyen en la aparición del mismo; las primeras causas por cáncer de tubo digestivo en el Paraguay es el cáncer colorrectal, y los factores que inciden para que ello sea así son varios, como la genética, el tipo de alimentación que tenemos, y estos son factores pre-disponentes; por ello consideramos debemos trabajar en la prevención, por los altos porcentajes de consultas de carácter urgentes, que terminan en cirugías y colostomizados”, explicó.

Además de la alimentación, los paraguayos no consideran la constipación como un problema que deba ser consultado; y para lo que consume remedios naturales o yuyos, como la rosa mosqueta y el zen, que con el tiempo también causan daño al colon, puestos que son considerados laxantes. El libre comercio de remedios naturales genera terminologías de ventas, entre los que los adelgazantes naturales, con un alto efecto laxativo y sin posibilidad de dosificarlo, son su mayor atractivo, para la población femenina en especial.

 “El consumo crónico de laxante puede generar una enfermedad llamada inercia cólica, que destruye las células nerviosas del intestino, provocando el enlentecimiento de su movimiento, factor etiológico de la aparición de la constipación severa; estos purgantes generan una sensación de vacío, pero no bajan de peso, puesto que no es la función de un laxante; impidiendo que el colon cumpla su función fisiológica”, refirió.

El profesional añadió que el cigarrillo y el alcohol son factores que predisponen la aparición del cáncer de colon, pero no en el mismo nivel de la alimentación y el factor genético. El mismo puede presentarse a cualquier edad, pero en su mayoría los casos tratados responden en personas de más de 40 años; a partir de esa edad, el riesgo se duplica cada diez años. Si bien la edad es un factor independiente muy importante, existen otros factores de alto riesgo, como son los antecedentes familiares de cáncer colorrectal y pólipo. También antecedentes personales de colitis ulcerosa, pólipos en el colon o cáncer en otros órganos, especialmente cáncer de mama o de útero. Apuntó que llegada cierta edad hay que hacerse estudios para detectar el cáncer colorrectal.

Finalmente el Prof. Dr. Isaías Ricardo Fretes, instó a las personas con más de 50 años, a realizarse la colonoscopia rutinaria.

Cabe destacar que el Hospital de Clínicas posee una escuela de formación en Coloproctología, la segunda escuela en especialización del país, donde se forma 1 coloproctólogo por año.

Compartí: