Argentina registró este domingo 4.231 nuevos contagios de COVID-19 y los positivos ya suman 126.755, mientras que 40 fallecidos aumentaron los decesos totales a 2.260, informaron fuentes oficiales.


Los datos ofrecidos por el reporte vespertino diario del Ministerio de Salud indicaron que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que forman la capital y su amplio cordón urbano, sigue como foco de la pandemia, un día antes de que se flexibilice la cuarentena obligatoria.

En la ciudad de Buenos Aires hubo 1.115 positivos, y en la provincia de Buenos Aires -a la que pertenece el cordón urbano de la capital- se produjeron 2.761 contagios; por detrás de ellas se situó Córdoba (centro), con 67 casos.

La provincia de Buenos Aires también estuvo a la cabeza de las muertes producidas, ya que hubo 21, mientras que 14 se lamentaron en la ciudad de Buenos Aires.

Hubo un fallecido en cada una de las provincias de Chaco (norte), Corrientes (noreste), Córdoba (centro), Mendoza (oeste) y Santa Fe (centro este).

Del total de casos confirmados desde el inicio de la pandemia, el 50,2 % pertenece a la circulación comunitaria, y se ha dado de alta a 54.105 personas que han superado la enfermedad.

En la actualidad, hay 842 pacientes de coronavirus en unidad de cuidados intensivos y el porcentaje de ocupación de esas camas es del 65 % en el AMBA, donde viven cerca de 13 millones de personas, y el 54,6 % si se tiene en cuenta a todo el país.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció este viernes una nueva prórroga, hasta el 2 de agosto, en Buenos Aires y otras zonas del país con gran circulación del coronavirus de la cuarentena que rige desde hace casi dos meses y que, tras dos semanas de rígidas medidas, será flexibilizada.

«Entre el 18 de julio y el 2 de agosto vamos a ir tratando de volver a la vida habitual en este nuevo mundo diferente, que nos exige cuidados diferentes y lo vamos a hacer escalonadamente», dijo el mandatario. EFE

Compartí: