Japón alcanzó este lunes 1.001 fallecimientos por COVID-19, según los datos adelantados por los medios nipones, que también señalan que los contagios han superado los 26.000.


El millar de fallecidos se ha rebasado tras sumarse dos nuevas muertes en Tokio y en la colindante prefectura de Saitama y es la capital nipona la región que más casos acumula del total registrados en el país, con 9.411 contagios y 327 fallecidos, según detalló la cadena estatal NHK.

Estos datos incluyen los trece fallecimientos registrados entre pasajeros de un crucero que fue puesto en aislamiento en Yokohama (sur de Tokio) antes de permitirse su desembarco, así como la muerte de un pasajero aéreo tras su llegada a Japón y someterse a cuarentena en el aeropuerto.

El primer fallecimiento por COVID-19 registrado en Japón afectó a una paciente octogenaria el pasado mes de febrero, cuando se contabilizaron un total de once muertes causadas por el nuevo coronavirus.

En los meses siguientes de marzo, abril, mayo y junio se registraron respectivamente 66, 393, 441 y 76 fallecimientos, mientras en lo que va de julio se cuentan una veintena de muertes.

Esta tendencia a la baja de los fallecimientos contrasta con el reciente aumento de los contagios en todo el país, donde la semana pasada se alcanzaron cifras récord de infecciones diarias tanto en Tokio como en la totalidad del territorio nipón.

Esto se debe a que muchas de las nuevas infecciones afectan a personas por debajo de los 30 años, según los expertos, quienes no obstante advierten del riesgo de que se multipliquen los contagiados de edad avanzada y de los pacientes con síntomas graves debido a la continuada propagación del virus. EFE

Compartí: