El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires presentó este jueves los nuevos test para detectar COVID-19, con los que "se ganan 2 o 3 horas" y permitirán "darle cada vez más volumen al testeo", según el alcalde de la capital, Horacio Rodríguez Larreta.


Hasta la fecha se produjeron 20.000 unidades de estas pruebas, que se suman a los PCR y los test serológicos, y ya se están utilizando en varios hospitales de la ciudad.

«Uno de los pilares de nuestra estrategia para enfrentar el virus es la detección, testeo y aislamiento. Al poder tener estos test más rápidos pero en mucho más volumen, podemos seguir aumentando el testeo», destacó Larreta durante la presentación.

El jefe de Gobierno afirmó que pondrán «mucho énfasis» en el Plan Detectar, que lleva las pruebas a los barrios donde se detecta circulación del virus, y que «fue muy exitoso en los barrios vulnerables de la ciudad», conocidos como villas miseria, donde hubo «un brote muy grande hace un mes y medio y bajó».

La capital vive, al igual que el resto del país, el momento con más contagios diarios desde que se inició la pandemia, y con un total de 49.549 positivos es la segunda jurisdicción con más casos, solo superada por la provincia bonaerense con 80.618.

Además de llevar los operativos a los barrios, la estrategia del Ejecutivo local contempla testear al personal sanitario y fuerzas de seguridad.

«Lo otro importante es que estamos testeando a todos los trabajadores de la salud, semana tras semana, a todos aquellos que trabajan en geriátricos, y empezamos hace unos días a testear a todas nuestras fuerzas de seguridad, que son quienes más expuestos están a los riesgos de contagio», agregó Larreta.

Asimismo continuarán con los test serológicos, que detectan la presencia de anticuerpos y que ya comenzaron a realizar en algunos de los barrios vulnerables de la ciudad, como la Villa 31.

«Nosotros hicimos este test en el Barrio 31 al final de la curva para entender qué es lo que daba en un barrio popular de la ciudad para las políticas públicas que tomamos en todos los barrios populares, y hemos visto que la curva completa nos ha dejado en el Barrio 31 un 53 % de personas que ha tenido la enfermedad o por lo menos tiene anticuerpos para la enfermedad», destacó el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós. EFE

Compartí: