El Ministerio de Salud informó este viernes de dos nuevas muertes a causa del coronavirus, dos adultos que estaban ingresados, con lo que la cifra de fallecidos por la pandemia suma 38.


Además de esos decesos, dos varones de 58 y 67 años, la cartera sanitaria indicó que el número de contagiados asciende a 4.224 tras los 111 positivos registrados hoy.

Ello tras realizarse un total de 2.006 muestras.

Este mes de julio, comienzo del invierno en Paraguay, está siendo el más golpeado por la COVID-19 en el país sudamericano, con catorce muertes en ese periodo.

Sin embargo, esta mañana el ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, destacó en una rueda de prensa que el país mantiene una mortalidad por debajo del uno por ciento.

Y añadió que de cada cien pacientes son internados entre cuatro y cinco, con uno que termina en terapia intensiva.

Mazzoleni también apuntó al mes de septiembre como fecha estimativa para el retorno de los vuelos internacionales, aunque aclaró que ello depende de la situación epidemiológica de los países de la región.

Hasta ahora el Gobierno paraguayo no ha avanzado ningún plan para el reinicio de las rutas áreas tras el cierre de las mismas en marzo, junto a los pasos fronterizos terrestres.

La preocupación se centra en el vecino Brasil, el segundo país más afectado del mundo por la pandemia.

Este jueves el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, dijo que paraguay mantendrá sus fronteras cerradas hasta que Brasil consiga aplanar la curva de contagios.

Paraguay está culminando su primera semana de la fase cuatro de la cuarentena, de la que el Gobierno excluyó a Asunción y a los departamentos de Alto Paraná, frontera con Brasil, y Central, el más poblado del país, debido a la alta circulación viral.

La fase cuatro autoriza actividades culturales, como cines; sociales, como bares, y celebraciones religiosas, pero con limitación de personas. EFE

Compartí: