Descargar el Audio

El doctor Ángel Leguizamón, director de IPS Yrendague negó las acusaciones publicadas en un tweet, donde afirman que tardó una hora en atender a una paciente y que la misma falleció por la falta de atención. Sostuvo que ya hay un informe sobre el hecho y denunció irregularidades en el traslado de la paciente que ya habría fallecido en su domicilio.


En horas de la tarde del domingo, se viralizó una denuncia ciudadana, de que se tardó una hora en atender a una paciente en la Clínica Periférica Yrendague, del Instituto de Previsión Social (IPS), ubicada en Mariano Roque Alonso y que por la falta de atención, la mujer falleció.

Según el director, el informe preliminar presenta el horario de llamada a la SEME, a las 11:34 y a las 12:00 llegó al hospital, según los registros. «No entendemos porqué decidieron traerle al hospital, porque el procedimiento de cuando una persona fallece en el domicilio es esperar al forense. Está el informe radial del SEME, que dice que la paciente ya falleció», refirió.

«El personal de la SEME fue quien le dice que pueden llevarla al IPS para hacer el acta de defunción, ella fallece en su casa. En la hoja de recepción llegó a las 12, pero sin signos vitales. Al llegar le bajaron, no fue tan fácil porque era una señora grande pero ella llegó sin signos vitales ya, se le hizo la reanimación pero no hubo caso», relató el doctor. La paciente sufría de hipertensión arterial y obesidad.

Leguizamón aclaró que en urgencias estaban cuatro médicos debido a que generalmente los domingos son muy concurridos. «Lo que se tardó fue en que le dijimos al personal de la ambulancia que gire para hacer una maniobra, pero no se tardó una hora. Hay que entender la reacción de la familia también, pero en ningún momento no se le atendió».

El director explicó que según el procedimiento, generalmente cuando fallece una persona en el domicilio, se debe llamar a los forenses para la realización del acta de defunción, por lo que el trabajo de SEME termina en ese momento.

 

Compartí: