El Servicio de Emergencias de Adultos del Hospital de Clínicas, dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, registra gran cantidad de pacientes, los de siempre, es decir los que presentan patologías diversas no relacionadas con afecciones respiratorias, y los pacientes respiratorios, que se han incrementado grandemente en las últimas semanas.


Nosotros seguimos igual con gran cantidad de pacientes en el Servicio de Urgencias de Adultos, por lo cual todas las camas están permanentemente llenas como siempre, a lo que debe sumarse el hecho de que el servicio tiene dos áreas paralelas: el de contingencia o área de urgencias respiratorias y la polivalente donde ingresan los pacientes con otro tipo de patologías”, explicó el Dr. Lino Marcelo Pederzani, Jefe del Servicio de Emergencias de Adultos.

Del mismo el responsable del Servicio de Emergencias de Adultos, explicó que ambas urgencias están llenas, ya que los pacientes habituales no respiratorios están normalizadas, muy diferente al comienzo de la pandemia donde aparentemente la gente tenía miedo de venir a las consultas, pero ahora después de 4 meses los enfermos crónicos como los diabéticos descompensados, los cardiacos, oncológicos, además de los que sufren de accidentes cerebro vasculares, ya no pueden aguardar.

Del mismo modo el Jefe del Servicio de Emergencias de Adultos, explicó que si bien es época de enfermedades respiratorias y los casos de pacientes con estas complicaciones suele verse con más frecuencia, en el área están aumentando en cifras importantes la cantidad de pacientes con cuadros respiratorios.

Las consultas respiratorias estaban hace un mes atrás más o menos en alrededor de 30 consultas por día y nosotros actualmente mantenemos 60 consultas por día, ósea que se duplicaron las respiratorias, pero así también en número global de pacientes estamos un poco por encima de lo normal para esta altura del año, con un 20% más de lo que solemos tener en esta época y para ser más exactos pasada estamos como en la epidemia de dengue;  sin camas libres, lo que implica que los pacientes tienen que esperar camas libres. No obstante, nuestra situación es muy diferente a la situación mundial donde no había lugar para atender a los pacientes respiratorios nosotros estamos todavía trabajando al máximo de nuestra capacidad, pero sin tantos pacientes Covid, y menos que requieran internación; si otros tipos de pacientes respiratorios”; amplió el Dr. Pederzani.

 El responsable del Servicio de Emergencias de Adultos de Clínicas, explicó además que probablemente la circulación en general del virus del COVID, está bastante controlada, sin embargo si se observan pacientes ambulatorios con resultados que han dado positivos, algunos de los cuales han sido internados en el hospital por el sistema de urgencias respiratorias, pero son pacientes que en líneas generales se encuentran bien, y especialmente se observan pacientes de contacto con otros positivos, que a su vez también dieron positivos, y mayoritariamente están asintomáticos aislados en sus casas.

La experiencia en nuestro Servicio nos marca de que hay un porcentaje interesante de pacientes asintomáticos y que vienen por otras cosas o dolencias y estando en el hospital desarrollan los síntomas, además que muchas veces ellos mismos no cuentan que tienen los síntomas y esto representa un gran peligro ya  que así exponemos a una cantidad de gente, entre ellos nuestros Colegas y el resto del personal que debe prestar el servicio, a lo que debe sumarse el hecho de que todo paciente que debe ser ingresado al área de internación, debe tener los resultados de la prueba COVID,  lo que enlentece el proceso, más aun ahora por la tardanza en la devolución de los resultados desde el Laboratorio Central, pero es parte de nuestro protocolo, buscando evitar contagios”, manifestó Pederzani.

Finalmente en cuanto a Personal contagiado o en cuarentena preventiva del Servicio de Emergencias Adultos del Hospital de Clínicas, el responsable indicó que “el Servicio no cuenta con personal positivo, si hemos registrado personal asociado o en contacto con gente asintomática en cuarentena en sus núcleos privados, pero poco acá en el Servicio mismo, cuyo plantel es de alrededor de 500 personas, si mal no recuerdo  solo 5 entre médicos y enfermeras, han ido a cuarentena preventiva por haber estado expuesto sin el nivel necesario de protección en otras instituciones laborales y algunos lastimosamente en su círculo familiar; pero pocos son

Compartí: