Descargar el Audio

Ivan Airaldi, referente de Mipymes de Alto Paraná mencionó que no están en condiciones de acatar las medidas dispuestas nuevamente tras el retroceso de Alto Paraná a la fase cero de la cuarentena inteligente. Agregó que a pesar de las argumentaciones de las autoridades no cree que haya un motivo para el regreso a la cuarentena total y aseguró que dicha medida se siente como una “cortina de humo”.


«Nosotros no estamos en condiciones de acatar porque no tenemos más condiciones financieras de aguantar esto, estamos subsistiendo apenas, estamos queriendo honrar lo poco que queda de nuestro nombre todavía porque nos es imposible de seguir así, no hay más condiciones», aseguró.

Mencionó que este retroceso implica un “golpe muy duro” y que sería como empezar desde cero, pero cada vez con menos condiciones y menos herramientas. «Nosotros tuvimos que reestructurar muchas cuentas porque tuvimos que reprogramarnos y hoy seriamente estamos con un serio problema de que vamos a volver a molestar a nuestros proveedores».

«Es muy fácil decir que pare todo, pero quién te va a dar de comer y quién te va a pagar las cuentas. Lo que uno puede interpretar es que el Gobierno te esta empujando a la extrema pobreza. Nosotros lo que pedimos al Gobierno son herramientas. Hemos presentado muchas alternativas pero ninguna respuesta», señaló.

Debido a la alta ocupación de camas de internación, fallecidos y la circulación comunitaria del virus, el Gobierno Nacional determinó que el departamento de Alto Paraná vuelva a una fase anterior al de la cuarentena inteligente.

Para tener datos precisos 12 de los 45 fallecimientos registrados a la fecha corresponden a Alto Paraná, la mayor cantidad en comparación con otras regiones.

Unas 31 de 36 camas de Terapia Intensiva, entre MSP e IPS, están ocupadas. Esto es una ocupación de 86% de las camas UTI. Las 24 camas UTI destinadas a COVID y respiratorios están ocupadas y ya se trasladaron 4 pacientes UTI de CDE al HNI, es decir se tuvo que recurrir a otros servicios de otras regiones para dar respuesta. De 60 camas de sala común destinadas a COVID y respiratorios, 45 están ocupadas.

Compartí: