El presidente de Argentina, Alberto Fernández consideró este jueves que es necesario ponerse "un poco firmes" con las medidas de aislamiento para frenar el coronavirus, al opinar que, según los últimos datos de contagios, la cuarentena "no está funcionando".


A homeless man crosses Corrientes Avenue in Buenos Aires' downtown, on April 8, 2020 during the "preventative and compulsory" lockdown of the population due to the pandemic of the new coronavirus, COVID-19. - More than 1.46 million cases have been officially recorded and at least 86,289 have died in 192 countries since the virus emerged in China in December, according to an AFP tally at 1900 GMT Wednesday based on official sources. (Photo by Juan MABROMATA / AFP)

«Es muy posible que la curva vuelva a tender a bajar un poquito y es muy posible que vuelva a subir, y eso tiene que ver esencialmente con la gente en las calles y la gente encontrándose y tomando un café y participando en un asado, tiene que ver con eso», expresó el mandatario en declaraciones a Radio con Vos.

Fernández remarcó que hasta ahora se ha hecho «un gran esfuerzo» y las cosas han ido «relativamente bien» en el sentido de que no hay que «lamentar más víctimas, porque son muchas las que hay».

«Lo que buscamos todos es que los contagios cedan y las camas de los hospitales estén a disposición de los que las necesiten y no se sature el sistema médico», sentenció.

REUNIONES PARA ULTIMAR PRÓXIMAS MEDIDAS

Según el último parte divulgado por el Ministerio de Salud, Argentina registra ya casi 180.000 personas contagiadas por coronavirus, de las que poco más de 80.000 ya se han recuperado y 3.311 fallecieron, en un momento en el que las camas de terapia intensiva superan el 60 % de ocupación en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la más afectada del país.

Desde el pasado 18 de julio y hasta el 2 de agosto, a pesar de registrarse un fuerte aumento de casos, en el AMBA, en el que viven alrededor de 14 millones de personas, rige una fase más suave que la anterior del aislamiento decretado el 20 de marzo, que permite la apertura y habilitación de diferentes actividades y comercios en forma paulatina.

«Tenemos que darnos cuenta que estamos teniendo un problema y lo que no podemos hacer es dejar que ese problema avance quedándonos haciendo lo mismo», remarcó el presidente, quien esta tarde se reunirá con el gobernador de la provincia bonaerense, el también peronista Axel Kicillof, y el alcalde de Buenos Aires, el opositor Horacio Rodríguez Larreta, para decidir cuáles son las siguientes medidas a tomar desde el día 2.

MÁS DE CUATRO MESES DE CUARENTENA

Solo en el último día, fueron confirmados 5.641 nuevos casos de COVID-19 en Argentina, de los que 3.852 corresponden a la provincia bonaerense y 1.079 a la capital.

A la par, en las calles se registra un mayor ir y venir de personas, reflejo del hartazgo de la población tras más de 4 meses de cuarentena.

«Me parece que tenemos que ponernos un poco firmes porque no está funcionando esto», enfatizó Fernández. EFE

Compartí: