El Ministerio francés de Sanidad anunció este viernes que en las últimas 24 horas han notificado 1.346 casos positivos de coronavirus en el país, así como un ligero repunte en las admisiones en hospitales por la enfermedad que se ha cobrado la vida de 30.265 personas en Francia.


Las autoridades informaron que en la última semana han realizado 527.000 pruebas de diagnóstico con un porcentaje de positivos de 1,5 % entre el 22 y el 28 de julio.

Además, 5.298 personas permanecen ingresadas por una infección de COVID-19, 152 más en el último día, de las cuales 371 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, 16 más con respecto al jueves.

Se han identificado 678 focos de coronavirus desde el inicio del desconfinamiento, a mediados de mayo, veinte nuevos desde ayer. No obstante, 420 de esos focos no siguen ya en activo.

En el país han muerto 30.265 personas por la enfermedad, 19.750 en hospitales y 10.515 en residencias y centros de dependencia, dato que el Ministerio volverá a actualizar la semana que viene.

El uso de mascarillas es obligatorio en lugares públicos cerrados, lo que incluye principalmente bancos y comercios, aunque cada vez más regiones deciden imponer su uso en calles peatonales o parques muy frecuentados.

Sanidad también ha recomendado su uso al conjunto de la población en estos lugares, sobre todo cuando no se puedan guardar las distancias de seguridad, para evitar que el repunte del virus se acelere. EFE

Compartí: