Brasil, el segundo país del mundo más afectado por la pandemia, registró 561 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas y el total de decesos asciende ya a 94.665, según informó este lunes el Ministerio de Salud.


Según el último boletín, de domingo a lunes se registraron 16.641 nuevos casos de COVID-19, por lo que la cifra total llegó a los 2.750.318.

Tanto las muertes como el número de casos registrados en las últimas 24 horas están por debajo de los promedios de las últimas jornadas, en las que fueron superados diariamente el millar de fallecidos y los 40.000 contagios.

Sin embargo, el propio Ministerio de Salud ha explicado en varias ocasiones que los fines de semana se reduce el personal que se ocupa de recopilar los datos, que son actualizados con un mayor rigor a lo largo de la semana.

El Ministerio también explicó que 1,9 millones de personas se han recuperado de la enfermedad, mientras que 743.334 se encuentran bajo observación.

Entre los nuevos contagiados figuran desde este lunes el jefe del Gabinete de la Presidencia, Walter Braga Netto, quien este lunes dio positivo por coronavirus y se convirtió en el séptimo ministro del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en contraer el virus.

Braga Neto, de 63 años, se encuentra bien y no presenta síntomas de la enfermedad, pero permanecerá en cuarentena en los próximos días, según confirmó el Ministerio de la Casa Civil en un comunicado.

El general se suma así a otros seis ministros brasileños que ya se han infectado y al propio presidente brasileño, quien ya se encuentra recuperado de una enfermedad que llegó a calificar de «gripecita» y por la que permaneció recluido veinte días, después de dar positivo el 7 de julio.

La esposa del mandatario, Michelle de Paula Firmo, también dio la semana pasado positivo de COVID-19. EFE

Compartí: