Descargar el Audio

Fabrizio Santos Da Silva, alias "Guri" o "Nené", brasileño, de 37 años, es considerado por autoridades brasileñas como el jefe de la Organización Criminal OS MANOS de Río Grande do Sul. El hombre tiene condenas por tráfico de drogas, homicidios, asaltos, entre otros, que suman más de 70 años en el país vecino.


El jefe narco fue detenido en el año 2013 en el Brasil. Durante su encarcelamiento lideró y ordenó la excavación de un túnel por el que pretendían fugarse 200 presos en la Prisión Central en 2017. Eso le valió su traslado temporal a una prisión federal.

En Marzo de 2020, la Superintendencia de Servicios Penitenciarios le otorgó la posibilidad del arresto domiciliario con tobillera electrónica, fundamentado en que el hombre sufría de una enfermedad grave y corría riesgo de infectarse con el COVID-19.

Para el cumplimiento de dicha medida se trasladó hasta su vivienda en el Condominio Estância Velha. Poco tiempo después, habría destruido la tobillera electrónica para trasladarse a territorio paraguayo.

Guri o Nené, junto con otros socios habría adquirido una granja en Mato Grosso, con una dimensión tres veces mayor a Porto Alegre, buscando lavar dinero proveniente del narcotráfico. Según datos de inteligencia, el mismo operaba en asociación con la facción Criminal Primer Comando da Capital (PCC) de San Paulo.

El hombre fue ubicado por Agentes Especiales de la SENAD en una lujosa vivienda ubicada en la zona más cara de un Condominio en Hernandarias. Contaba con muelle privado en una laguna artificial y una residencia colmada de lujos.

Además fue detenido el paraguayo Francisco Luis Britez Britez, supuesto secretario de Da Silva. Había sido detenido en el 2003 con cocaína en el barrio San Isidro de Lambaré.

Compartí: