La explosión que ocurrió en Beirut, capital de Líbano, este 4 de agosto en un almacén donde se guardaban toneladas de nitrato de amonio provocó daños en iglesias de la ciudad portuaria, que además es el principal centro financiero y político de la nación.


Un impactante video se dio a conocer después de la explosión: es el de una Misa que se transmitía en vivo al momento del incidente. El sacerdote escucha la explosión, las luces del templo se van y él continúa la ceremonia. Sin embargo, segundos después los cristales y otras estructuras de la iglesia comienzan a caer. Mientras tanto, él corre para ponerse a salvo.

El incidente ocurrió en la parroquia de San Maron Baouchrieh en Beirut, que por la pandemia de COVID-19 ha transmitido sus Misas en vivo sin la presencia de fieles. En su cuenta de Facebook, la iglesia compartió que el templo sufrió daños, pero que todas las personas están bien

“Las personas que participaban en la transmisión de la Misa a través de las redes sociales sufrieron lesiones y ya fueron tratadas”, escribieron en su mensaje. “Agradecemos a Dios que nos protegió de un desastre mayor”.

Asimismo, dieron a conocer que debido a la fuerza de la explosión cayeron las ventanas y puertas del templo. “Oremos por Líbano”, pidieron en su publicación.

Compartí: