En óptimas condiciones fue dado de alta el paciente Alfredo Simón Fernández Cabañas, de 49 años de edad, trasplantado renal de donante vivo, el número 123 en el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA. Es el primer trasplante renal de adultos que se lleva adelante en el año y durante de la pandemia por Covid-19.


La Dra. Norma Arévalos, nefróloga y miembro del Equipo de Trasplantes, explicó que el paciente se encuentra evolucionando favorablemente, con buena diuresis, los valores de perfil renal mejorado y en óptimas condiciones para ir de alta a su hogar. “Con el equipo médico de trasplante decidimos darle de alta, con todas las indicaciones y respetando los protocolos Covid en su hogar, evitando principalmente las visitas y tomando las medidas de higiene. En una semana deberá volver para su control”, mencionó la nefróloga.

Por su parte, el Prof. Dr. Agustín Saldívar, Cirujano Vascular, jefe del Dpto. de Trasplantes del Hospital de Clínicas, indicó que el trasplante de donante vivo es un procedimiento programado de alta complejidad, donde participa un equipo multidisciplinario. Se tiene mayor tiempo para evaluar al paciente y al donante, a través del estudio angiotomografía que determina cuál será el riñón seleccionado para la ablación, que en este caso fue el izquierdo.

Mencionó que, desde el punto de vista del implante vascular, tanto venoso y arterial, el paciente está con excelente revascularización, la funcionalidad del órgano es óptima, controlado tanto por la diuresis que produce, como también con la medición de estudio de ecografía doppler. La herida externa está bien cicatrizada y va con un plan de volver en siete días para su control.

El paciente trasplantado, Alfredo vuelve a su ciudad de Guarambaré a reintegrarse a una vida de cuidados en los próximos tres meses. Una vez superada la tolerancia absoluta a la inmunodepresión que tiene en este momento y que es de cuidado, teniendo en cuenta que estamos en pandemia por Covid-19, las atenciones que deben mantener dentro del domicilio deben ser de extrema calidad. Ellos van a continuar con el encierro”

Indicó que como profesionales del Hospital de Clínicas esperan volver a reactivar los trasplantes después de seis meses, aunque en menor cantidad y siguiendo con los protocolos correspondientes atendiendo a la pandemia por la que se está atravesando. Dijo que están con muchos pacientes que requieren de trasplantes y este mes de agosto sobre todo es de cuidado agregó.

El Prof. Dr. Saldívar dijo que, para llevar a cabo este trasplante, los profesionales que participaron se tomaron un mes de cuidados; asimismo las autoridades y todo el personal que asiste en la logística han asumido todos los recaudos necesarios para que sea todo un éxito en este trasplante renal. La Facultad de Ciencias Médicas provee de los insumos médicos necesarios y de los mejores profesionales de salud, que forman parte del equipo de trasplante.

Cabe mencionar el apoyo del Ministerio de Salud, a través del INAT que ayuda en la provisión de líquido de conservación del órgano, así como el apoyo logístico para la realización de una parte del trasplante y mantenimiento de por vida de soporte de inmunosupresores para el paciente y que tienen un costo muy elevado. También los familiares aportaron con algunos insumos.

Con esta intervención suman ya 134 los beneficiarios del Programa de Trasplantes de Órganos y Tejidos, reactivado en el 2014, en el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, de los cuales 123 son adultos y 11 pediátricos. El Departamento de Trasplantes de Órganos y Tejidos del Hospital de Clínicas, cuenta con profesionales idóneos y en formación: nefrólogos, urólogos, cirujanos vasculares, anestesiólogos, equipo de enfermería, instrumentadores quirúrgicos y residentes, comprometidos con la realización de trasplantes, de manera a paliar la situación de numerosos pacientes que requieren de un implante de órgano para el mejoramiento de su calidad de vida.

Testimonios

Ana Fernández, hija de la pareja, mencionó que pasaron por situaciones preocupantes meses atrás debido al deterioro de salud de su padre. “Cuando mi papá se enteró de la necesidad de realizarse un trasplante renal, mi madre fue la primera en la lista para ser donante. Gracias a Dios en medio de esta pandemia se pudo concretar la cirugía y fue todo un éxito

Alfredo expresó muy emocionado la oportunidad de vida que vuelve a tener gracias a su esposa y lo piensa vivir de la mejor manera, aprovechando cada día de su vida.

Me siento extraordinariamente bien, increíble. Siento que volví a nacer. Desde el primer día que acudí al hospital me atendieron de la mejor manera, hasta ahora que me voy. Son excelentes profesionales y les agradezco a todos. Ahora debo cuidarme estrictamente y seguir con el protocolo porque esta oportunidad de vida que tengo gracias a la buena voluntad de mi señora y la ayuda de los profesionales de la salud, no la voy a desperdiciar

Alfredo Simón Fernández Cabañas se encontraba en diálisis desde setiembre de 2019, por una insuficiencia renal crónica, recibió el riñón de su señora, Esperanza Antonia Rolón de Fernández, de 45 años, de la referida ciudad, demostrando así el mismo amor mutuo que hace 26 años, que son los que llevan de casados

Compartí: