Las Unidades de Salud de la Familia (USF) de Capiatá se encuentran en etapa de construcción y avanzan a buen ritmo y generan ingresos a familias de la zona.


Las nuevas USF capiateñas, ubicadas en las comunidades El Progreso y Perpetuo Socorro, exhiben un avance superior al 50% y serán habilitadas próximamente. Las mismas se construyen con financiamiento de la Itaipú Binacional. Además, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, se ha implementado la modalidad de contratar a obreros de la zona, brindando de esa forma empleo a los pobladores para ayudar a sus familias en pleno momento de emergencia sanitaria.

De modo a verificar el desarrollo de las tareas, Miguel Gómez, director de Coordinación, y Emilio Fretes, fiscal de obras de la Entidad; recorrieron las obras El Progreso y Perpetuo Socorro, respectivamente.

Al respecto, el ingeniero Juan González, encargado de la USF El Progreso por la empresa constructora GCA, manifestó que los trabajos no se interrumpieron, pese a las restricciones que implica la cuarentena, dado que se tuvo que limitar la cantidad de obreros en las obras para evitar la propagación del coronavirus.

“Está muy contenta la gente de la zona. Hay personas especializadas, fabricaron la estructura metálica del techo y también lo montaron. Gente muy buena, calificada y se nota, porque quedó muy bien el techo”, destacó.

En tanto, el arquitecto Braulio Flores, director de obra en la USF Perpetuo Socorro por la compañía Puntal, remarcó que 20 personas trabajan sin parar en este puesto de salud y la mitad vive en las inmediaciones, lo que facilita el desarrollo de las actividades, principalmente las tareas de mandos medios.

Cabe resaltar que todos los trabajadores tienen que  con estrictas medidas sanitarias como la higiene frecuente de manos y el uso de tapabocas, tal como dispone el Ministerio de Salud.

Por su parte, el ingeniero Fretes destacó el ritmo de los trabajos y señaló que la USF de El Progreso se estaría habilitando a finales de octubre, mientras que la infraestructura de Perpetuo Socorro ya estaría disponible en la quincena de septiembre.

Remarcó que todas las unidades tienen una edificación estándar, de 360 metros cuadrados, y contarán con todos los consultorios necesarios para proveer una buena atención médica preventiva. También incorporarán el concepto de eficiencia energética (techos con chapas termoacústica, paredes externas dobles con cámaras de aire, paneles solares para calentamiento de agua) a fin de tener un menor consumo de energía eléctrica.

Estas obras forman parte del grupo de 21 USF que están siendo financiadas por Itaipú, en el departamento Central y que tienen su réplica en Alto Paraná con igual número de USF en proceso de construcción.

Aproximadamente, 210.000 pobladores de los dos departamentos serán beneficiados con los nuevos centros asistenciales y la inversión total de la Binacional asciende a más de 58.000 millones de guaraníes, lo que a su vez posibilita la generación de unos 2.200 puestos de trabajo. IP

Compartí: