Uruguay lanzó este jueves su estrategia medioambiental para mitigar los efectos cambio climático y lograr una descarbonización total de su economía hacia 2050 con una apuesta a constituirse como "ejemplo" para otros países.


Foto ilustrativa.
Durante una presentación virtual de la cual participaron diversas autoridades ministeriales del país junto a un panel internacional, el Gobierno impulsó su «Estrategia de largo plazo para un desarrollo bajo en emisiones y resiliente al clima».

En el evento, la ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medioambiente del país, Irene Moreira, remarcó la importancia de las tareas que se han llevado adelante para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París y destacó que el país busca continuar destacándose en sus compromisos internacionales.

A su vez, Moreira sostuvo que el Gobierno actual, que asumió el pasado 1 de marzo, dio con la creación de un nuevo Ministerio de Medioambiente un «reflejo claro y contundente» de su compromiso por darle a la mitigación de la crisis climática un peso mayor en su agenda de políticas públicas.

En ese sentido, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, expresó que si bien Uruguay, dada su reducida población y tamaño, no contribuye en gran medida al balance global de emisiones de gases de efecto invernadero, sí puede desde el plano de «las ideas y los compromisos» influenciar a otros países.

«De ahí la importancia de estrategias que podemos desarrollar, aspirar a un balance negativo o neutro (de emisiones) y que ese ejemplo pueda ser seguido por otras potencias que tienen el poder de incidir en la balanza y revertir esta situación», puntualizó.

En la misma línea se expresó la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa, que resaltó en su intervención el trabajo de Uruguay en materia medioambiental.

«Las aportaciones y ejemplos de Uruguay son sobresalientes, recordemos que fue uno de los primeros países en revisar su (contribución determinada a nivel nacional) NDC en noviembre de 2017 (…) Adelantó y amplió compromisos de mitigación de 2030 a 2025 y estableció mas de 80 medidas de adaptación y mitigación», estimó.

Por su parte, la ministra para la Transición Ecológica de España, Teresa Ribera, dijo en su mensaje que felicita la estrategia de Uruguay con una meta de reducir sus emisiones de cara al 2050 y reconoce que, al igual que España, el país se embarca en una tarea ardua pero necesaria pese a la urgencia del contexto de pandemia actual.

«Nosotros también estamos intentando hacer nuestra cuota parte en un momento complicado sabiendo que en un momento difícil como este en el que todos hemos sido golpeados debemos no solamente digerir ese golpe emocional sino también recuperarnos y construir un mejor futuro para el tiempo por venir», enfatizó Ribera.

Según datos oficiales, Uruguay contribuye con un 0,05 % del total de las emisiones globales de gases de efecto invernadero y, si bien redujo al 2 % en 2019 su uso de energía proveniente de combustibles fósiles, aún se enfrenta con el desafío de reducir las emisiones de su sector energético, causadas en un 60 % por el transporte. EFE

Compartí: