El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) lanza la campaña de sensibilización y prevención de incendios denominada “#AniRehaPy”, en concordancia con el inicio del mes de agosto, en dónde el viento norte reinante y el clima seco, favorecen a la propagación de las quemas en diferentes escalas.


Con esta campaña, el Mades a través de su Dirección Nacional de Cambio Climático (DNCC), busca sensibilizar a la ciudadanía sobre una situación que cada año afecta a nuestro país y pone en peligro la salud de la humanidad.

La iniciativa va enfocada a orientar el comportamiento ciudadano hacia estilos de vida en los cuales se disminuyan las actividades que ocasionen incendios forestales. “Hay que tener en cuenta que los meses de agosto y setiembre son de precipitaciones escasas y la humedad relativa es baja”, manifestó el director de Cambio Climático de la estatal, Ulises Lovera.

 

En ese contexto, explicó que el territorio nacional arrastra una importante sequía desde el año pasado. “El incendio forestal del año pasado en agosto devastó 325 mil hectáreas de bosques. Estamos preocupados por los daños que causan, por eso lanzamos esta campaña ‘Ani Rehapy’ buscando generar conciencia y evitar al máximo los incendios”, indicó.

La frase “Ani Rehapy”, en su última sílaba contiene además el abreviado de Paraguay “Py”, por lo que se entiende que el mensaje que se pretende dar es #NoQuemesParaguay, de manera a involucrar a todo el país.

Lovera informó que las quemas en el sector agrícola se redujeron notablemente en los últimos años debido a la práctica de la siembra directa. Mencionó además que en la región oriental está prohibido “el rosado”, que es quemar la tumba de masas boscosas para convertirlo en suelo agrícola.

“Otra de las fuentes de quema de nuestro país es la casería furtiva, que también es ilegal. Cazadores furtivos generan quemazón de matorrales para acorralar a las presas y esas quemas generalmente se salen de control y causan graves daños”, señaló.

En este sentido, es importante mencionar que la mayoría de las estas causas de incendios rurales y forestales en Paraguay tienen que ver con el descuido y la irresponsabilidad. La mala realización de la quema o la realización de dicha actividad en periodos secos representan una amenaza o un peligro, además de provocar consecuencias negativas para el suelo.

La campaña de sensibilización y prevención de incendio es impulsada por el Mades en concordancia con el inicio del mes de agosto, en dónde el viento norte reinante y el clima seco, favorece a la propagación de las quemas en diferentes escalas.

La misma cuenta con el apoyo del proyecto Bosques para el Crecimiento Sostenible (BCS), iniciativa liderada por el Ministerio del Ambiente, coordinada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y financiado con recursos del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF).

Fuente: Agencia IP

Compartí: