El Gobierno de Argentina anunció este sábado la concesión de un subsidio económico a familiares de personas fallecidas por la COVID-19 en situación de vulnerabilidad.


De acuerdo a un decreto publicado hoy en el Boletín Oficial, el Ejecutivo decidió que el denominado Subsidio de Contención Familiar, que se otorga desde 2006, sea a partir de ahora también concedido a familiares de fallecidos a causa del coronavirus.

Para que la ayuda, de 15.000 pesos (195 dólares), sea aprobada, la persona que murió tenía que estar en el momento de su defunción desempleada o ser un trabajador informal o un por cuenta propia de la economía formal, pero de las categorías de aportaciones al fisco más bajas.

También se aplicará para quienes antes del fallecimiento estuviesen en ciertos programas de protección social por vulnerabilidad.

El subsidio se pagará al cónyuge o al conviviente, los padres o hijos del difunto.

La ayuda se hará efectiva siempre que quien la solicite reporte el fallecimiento y acredite haber afrontado los gastos del sepelio con la presentación de una factura a su nombre hecha por la empresa funeraria que realizó el servicio.

El decreto, que lleva la firma del presidente argentino, Alberto Fernández, señala que los familiares de los fallecidos por la COVID-19 «atraviesan sus pérdidas con la imposibilidad de acompañarse debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio», que rige en Argentina desde el pasado 20 de marzo.

Por eso, alega que, «con el objetivo de acompañar y cuidar a los sectores más vulnerables y necesitados de la sociedad, corresponde incluir en el pago del Subsidio de Contención Familiar a los familiares de aquellas personas que hubieran fallecido a causa del COVID-19».

Desde que se registró el primer caso de coronavirus el pasado 3 de marzo, Argentina ha contabilizado un total de 235.677 contagios.

El número total de decesos asciende a 4.450, cuarenta de ellos registrados en las últimas horas. EFE

Compartí: