El Tribunal decidió absolver de pena y reproche al sacerdote Silvestre Olmedo, acusado por acoso sexual a la joven Alexa Torales. El magistrado Hugo Segovia dijo que no hay dudas de que el cura “manoseó a Alexa Torres en la espalda y en los senos en el momento de hacer una nota, pero no es suficiente porque debe haber otros hechos que constituyan hostigamiento".


El Tribunal que absolvió de pena y  y reproche al sacerdote estuvo integrado por Leticia De Gasperi como presidenta, y miembros Hugo Segovia y Dina Marchuk. La presidenta del Tribunal lo declaró culpable pero Segovia y Marchuk con sus veredictos lo absolvieron.

El hecho data del 21 de setiembre de 2016. En principio, el cura fue imputado por coacción sexual y violación a la autonomía sexual, pero luego la carpeta cambió a la figura del acoso.

Compartí: