Descargar el Audio

La abogada Clara Rosa Gagliardone sostuvo que los sacerdotes denunciados por abuso y acoso son “pus dentro de la iglesia”. Por otro lado, afirmó que le parece “espantosa la sentencia” dictaminada por el Tribunal en la causa que involucra al sacerdote Silvestre Olmedo.


Sobre declaraciones como testigo del monseñor Edmundo Valenzuela:

«Valenzuela es un asco de persona, es una vergüenza para la iglesia. Hay curas maravillosos y hemos tratado curas maravillosos, pero estos son pus dentro de la iglesia y de cualquier iglesia. Están podridos, es nauseabundo, todo lo que tocan, hacen y dicen. No hay que darle ninguna relevancia a lo que dice una persona repugnante y asquerosa como Valenzuela», enfatizó.

«Vamos a suponer, ojalá sea revertida y sea anulada esa Sentencia y la Cámara haga una nueva sentencia, no van a tocar la declaración de Valenzuela porque son impunes, no solo Valenzuela, casi todos los pastores de todas las iglesias son impunes. Tienen sus telas de araña recorriendo todo el poder, Valenzuela es intocable a pesar de lo repugnante que es», refirió.

Caso Alexa:

«Me parece increíble este espanto de sentencia. Le culpan a ella, va a pagar con las cosas del juicio. Le culparon a ella directamente. Le culparon a la denunciante. Es degradante para los derechos de la mujer. Si una mujer va a una fiesta y un grupo de muchachos le tocan esa mujer no podrá denunciar, según el criterio de estos imbéciles. El tema aquí pasa por el hecho en sí, puede ser un hombre, no importa, es indignante como tratan el tema», aseguró.

Compartí: