Descargar el Audio

El abogado José Cabañas Levi se mostró a favor de la decisión de la jueza Leticia De Gasperi, quien estuvo a favor de la condena del sacerdote Silvestre Olmedo. Dijo que los jueces que absolvieron al sacerdote del caso de acoso sexual, no tuvieron en cuenta lo establecido en el Código Procesal Penal de la autonomía sexual. A su criterio, los magistrados se equivocaron en tratar de explicar el hostigamiento interpretando que debe haber conductas reiterados. Añadió que con el argumento se estaría abriendo “un campo de impunidad”.


“El ámbito de protección de esa norma es la autonomía de su sexualidad y eso no tiene nada que ver con la reiteración. Porque con ese argumento, imagínate que estaríamos abriendo un campo de impunidad a cualquier persona en la calle, en la oficina, en la casa que decida satisfacer su deseo sexual a que sea una vez atacando, tocando o haciendo algo con una persona contra su voluntad y eso es totalmente ilógico”, refirió.

“El de acoso sexual, que está en el Artículo 133, y todos los que están en ese capítulo, está en un capitulo que se llama ‘Hechos Contra la Autonomía Sexual’ y ese es el criterio que hay que seguir en todos estos delitos”, dijo.

Explicó que “todas las personas adultas y mayores tenemos el derecho de decidir libremente sobre nuestra sexualidad. Y esto incluye actos sexuales que realice otras personas en la persona de la víctima o que la victima sea inducida a realiza sobre esa persona”. Añadió que cualquier hecho libidinoso contra la voluntad de una persona no puede ser tolerada y es un delito.

Explicó que hostigar significa molestar a una persona. Dijo que el error, a su criterio, de los magistrados que votaron a favor de la absolución fue tratar de explicar el hostigamiento interpretando que debe ser un hecho reiterativo.

Además, indicó que “claramente” el cura párroco de una parroquia es la máxima autoridad y tiene ascendencia sobre los que están allí.

Compartí: