Descargar el Audio

La abogada Mirta Moragas, representante legal de Alexa Torres afirmó que los costos de la defensa son aproximadamente 50 millones de guaraníes, por ende aseguró que el mensaje de esto es: “No te vamos a hacer justicia y además te vamos a castigar”. Agregó que a raíz de esto “hay una legitimación legal para manosear, siempre que sea dentro de una cantidad limitada”.


La abogada manifestó que desde el inicio de la causa sabían que estaban sin garantías ya que aseguró que son conscientes de que estaban litigando con una de las instituciones más «poderosas del Paraguay». “Ayer la jueza fue a fallar con un rosario por el cuello y además estamos en un Estado Laico”.

“Intentó de sostener la defensa de que los manoseos en el seno no eran de connotación sexual, no existe ninguna circunstancia en que un manoseo en el pecho no tenga connotación sexual. O sea hoy hay una legitimación legal para manosear, siempre que manosee dentro de una cantidad limitada de toqueteo”, señaló.

Estamos hablando de pagar un honorario que no baja de los G. 50 millones, no solamente no te vamos a hacer justicia sino que además te vamos a castigar, ese es el mensaje. La calificación para imponer las cosas es que supuestamente esta querella fue temeraria, ¿dónde una querella puede ser temeraria que prueba en el juicio que los hechos ocurrieron?, se termina absolviendo por votos divididos por un tecnicismo jurídico, tardamos cuatro años por la chicana de la defensa y además, la defensa le va a cobrar a Alexa”, comentó.

Así también, la profesional del derecho apuntó que algunas personas aseguraban que Alexa quería «sus cinco minutos de fama, cuando ella buscó ayuda en la iglesia, es ahí donde responden ‘No hagan de una piedrita, una montaña’, entonces va a la Justicia».

Sobre los argumentos de los magistrados:

«Según Segovia fue de que no hay hostigamiento porque ocurrió una sola vez y la jueza Marchuk dice que a partir del momento en que ella no era una empleada de la iglesia, entonces ella no estaba en una relación de poder subordinada. No sé en el país en el que viven Marchuk y Segovia cómo se llama el manoseo a una mujer», manifestó.

Moragas alertó a la ciudadanía sobre el padre Silvestre ya que aseguró que «él está dando misa y orientando moralmente a niños, niñas y jóvenes, sepan que están expuestos a este señor».

Sobre otras denuncias:

Refirió que en el marco del juicio varios testigos hablaron de supuestos casos anteriores que se habrían dado en circunstancias similares, sin embargo las chicas no habrían denunciado judicialmente por el temor a las consecuencias. «Pero en realidad las denuncias no se hicieron por miedo a las consecuencias, recordemos que Alexa fue expulsada de la iglesia y esta siendo hostigada por los miembros de la comunidad que apoyan al sacerdote, o sea hay un costo que paga el denunciante, muchas mujeres no están dispuestas a pagar estos costos».

La causa:

El hecho habría ocurrido hace cuatro años, Alexa era coordinadora de la Pastoral Juvenil donde el sacerdote Silvestre Olmedo se desempeñaba como cura párroco, un día ella se habría dirigido para hacer una nota al despacho del religioso, ya que explicó que todas las actividades necesitaban una autorización suya, hasta que en un momento dado supuestamente él le empieza a acariciar la espalda y manosea los senos.

La representante legal de Alexa afirmó que esto es la culminación de otros eventos. «Él le acariciaba el pelo, le tocaba la oreja, había una serie de hechos previos, ella relata ‘yo estaba incomoda pero no quería dudar de un sacerdote’».

Cabe recordar que este lunes el Tribunal decidió absolver de pena al sacerdote Silvestre Olmedo, acusado por acoso sexual.

Compartí: