El Ministerio de Sanidad de Italia pidió hoy a las regiones que realicen pruebas de coronavirus a quienes procedan de España, Grecia, Croacia y Malta, ante el aumento de brotes originados por personas que han vuelto al país tras pasar sus vacaciones en esas zonas.


Según fuentes del departamento, el ministro de Sanidad de Italia, Roberto Speranza, convocó hoy junto con el titular de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, a una reunión extraordinaria a los presidentes de las regiones para estudiar los dos aspectos que más preocupan en el crecimiento de contagios: la vuelta de los italianos que han pasado las vacaciones en el extranjero y los locales nocturnos

Para unificar medidas, Speranza propuso a los dirigentes de las regiones que quien regrese de alguno de estos cuatro países debe haberse sometido a una prueba en las 72 horas anteriores o tendrá que hacérsela en 48 horas, después de su entrada en Italia.

Estos test podrán llevarse a cabo también en aeropuerto, puertos y estaciones .

La mayoría de los representantes regionales, indicaron las fuentes, habría aceptado estas directivas y en las próximas semanas se unificarán los métodos para la realización de pruebas.

LAS REGIONES TOMAN SUS PROPIAS MEDIDAS

En espera de instrucciones por parte del Ministerio de Sanidad, varias regiones, como Emilia Romaña, ya habían impuesto por su cuenta test rápidos serológicos o incluso la cuarentena a quienes regresen de España, Grecia, Croacia y Malta ante el aumento de los brotes, sobre todo debido a personas que regresan de pasar sus vacaciones en estos países.

Por el momento, estas medidas no afectan a los turistas y solamente están dirigidas a los residentes.

Son sobre todo las regiones del sur de Italia las que han tomado medidas porque, si bien durante los pasados meses lograron evitar los contagios masivos, ahora registran positivos al igual que el norte del país

El más duro ha sido el presidente de la Apulia, Michele Emiliano, quien ha decidido obligar a guardar cuarentena a todos los residentes que regresen de Grecia, Malta y España, «países con alta circulación del virus», hasta que se hagan una prueba que certifique que no han contraído la enfermedad, tal como se lee en su ordenanza.

La región de Emilia Romaña fue la primera en mover ficha: se limitó a imponer la obligación de la prueba a sus residentes en las veinticuatro horas posteriores a su regreso y, si el resultado es negativo, no se activarán las medidas de cuarentena.

En Campania, su presidente, Vincenzo De Luca, comunicó que todos los residentes que «regresen de vacaciones en el extranjero con rutas directas o mediante escalas o escalas intermedias en el territorio nacional están obligados a presentarse a los ambulatorios para someterse a pruebas serológicas».

También desde el 14 de agosto, todos los sicilianos que retornen a la isla después de haber estado en Grecia, Malta y España estarán obligados a registrarse en una página de internet y permanecer en cuarentena domiciliaria durante dos semanas, conforme a la ordenanza firmada hoy por su presidente, Nello Musumeci.

Los turistas, por su parte, tendrán que registrarse en la página de internet «siciliasicura.com» para que sean activados los correspondientes controles por parte del servicio sanitario local. EFE

Compartí: