La víctima fue una mujer identificada como Celsita Chávez. Había denunciado sobre la mafia del combustible en Ñeembucú. Esta es la segunda vez que atentaban contra su vida, esta vez los delincuentes lograron su objetivo. Las autoridades investigan el hecho.


 

Compartí: