Corea del Sur anunció este sábado 166 nuevos contagios de coronavirus, lo que supone el mayor número en cinco meses y ha llevado a las autoridades a endurecer las medidas de distanciamiento social en Seúl y alrededores, donde se concentran las infecciones.


Esta cifra incluye 155 nuevos contagios locales y otros 11 importados, y supone la cifra más alta desde el 11 de marzo, cuando se detectaron 242 contagios, informó el Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades Contagiosas de Corea (KCDC).

La mayoría de los nuevos contagios locales se produjeron en Seúl y en la provincia de Gyeonggi, que rodea a la capital y es la más poblada del país.

Las autoridades surcoreanas venían temiendo un posible repunte de casos en la región capitalina y sus aledaños, donde se han registrado brotes esporádicos en varias iglesias, mercados, restaurantes y actividades extraescolares desde que se relajaron las medidas de distanciamiento social.

Ante esta situación, un panel gubernamental ha decidido volver a declarar en Seúl y Gyeonggi el «nivel 2» de distanciamiento, lo que supone cerrar instalaciones públicas y estadios deportivos, además de limitar el acceso a ciertos establecimientos comerciales o pedir a los ciudadanos que lleven mascarilla en bares y restaurantes.

Estas medidas preventivas, que estarán en vigor durante dos semanas, también incluyen la combinación de enseñanza presencial y a distancia en los centros escolares.

Corea del Sur, que nunca confinó a sus ciudadanos ni cerró fronteras, mantenía desde principios de mayo el nivel 1 (el más relajado) en cuanto a medidas de distanciamiento.

Las cifras de contagios venían aumentando desde el lunes, cuando se registraron 54 nuevos casos, y han superado el centenar durante los dos últimos días.

En total, Corea del Sur, que emplea un exhaustivo sistema de rastreo de contactos que emplea como pieza central el GPS de los teléfonos móviles, ha registrado 15.039 contagios desde el comienzo de la pandemia, al tiempo que solo han fallecido 305 personas por la COVID-19, lo que deja una tasa de letalidad del 2,03 %. EFE

Compartí: