Los contagios diarios de COVID-19 detectados en el Reino Unido se elevaron hoy hasta los 1.012, frente a los 1.441 positivos en veinticuatro horas de la jornada anterior, según informó el ministerio británico de Sanidad.


En total, el número de personas contagiadas se sitúa en 317.379.

Se han registrado 3 fallecidos más por coronavirus, hasta un total de 41.361 decesos desde que comenzó la pandemia, y, en la última jornada, 128 pacientes con la enfermedad han ingresado en hospitales británicos.

El Reino Unido ha modificado esta semana sus criterios para atribuir una muerte a la COVID-19, que ahora solo tienen en cuenta a las personas que fallecen en los 28 días posteriores a haber dado positivo por primera vez en un test PCR.

Tras ese cambio, se ha reducido en más de 5.000 la cifra oficial de muertos en hospitales, domicilios y residencias.

La cuarentena a los viajeros procedentes de Francia, los Países Bajos y Malta entró hoy en vigor, por lo que los llegados al Reino Unido desde estos países deben cumplir un encierro de 14 días.

Pese a que los rebrotes han obligado a clausurar restaurantes y limitar la movilidad en las ciudades inglesas de Manchester y Leicester y en la escocesa de Aberdeen, la región de Inglaterra continuó hoy con el levantamiento de algunas restricciones.

Se permite la realización de espectáculos y conciertos en espacios cerrados, siempre que se mantenga la distancia de seguridad, la apertura de casinos y boleras y la reanudación de bodas de hasta 30 invitados y de algunos tratamientos estéticos.

Asimismo, el Gobierno ha endurecido las sanciones para aquellos que se salten la obligatoriedad de llevar la mascarilla en espacios cerrados como tiendas y transporte público, fijadas en cien libras (110 euros) y pueden llegar hasta las 3.200 libras (3.536 euros) en caso de reincidencia. EFE

Compartí: