Descargar el Audio

El historiador y político del Partido Liberal, Eduardo Nakayama, recordó la Batalla de Acosta Ñu, donde varios niños y adolescentes perdieron la vida en compañía de una gran cantidad de veteranos. Mencionó que el 16 de agosto no es una fecha festiva, sino que una fecha para recordarlos por dar la vida por nuestro país.


Nakayama señaló que la Batalla de Acosta Ñu se produjo cuatro días después de la Batalla de Piribebuy, cuando se produjo el retiro del Mcal. Francisco Solano López,  razón por la cual el Ejército Paraguayo ya venía bastante desgastado.

«Fue una desición pésima la de realizar la batalla en la Plaza de Piribebyuy, porque está en un pozo donde los aliados jugaron el tiro al blanco. Esa no era una posición defensiva y sin embargo se le obligó al comandante Pedro Pablo Caballero a defender la plaza y allí ya se dieron algunas escenas sumamente desgarradoras», expresó.

Agregó que en la retirada del Mcal. López, los veteranos conformaban el ejército de la retaguardia, pero que al verse sobrepasados por el ejército de los Aliados, tuvieron que poner a los niños al frente en esa útima etapa de la guerra.

«Habrá sido una escena dramática, no fue una escena romántica como lo suelen comentar, esa es una estupidez, habrán pasado el peor trauma de su vida», diojo.

Acotó que no se tiene aún conocimiento del número exacto de la cantidad de niños que participaron de la Batalla de Acosta Ñu y fallecieron, ya que en Lomas Valentinas hubo infantes que realizaban tareas de menor envergadura y no habrían participado del combate.

 

Compartí: