Descargar el Audio

La fiscala Teresa Sosa explicó que el protocolo sanitario que rige en Asunción, que sigue en Fase 3, establece que hasta 20 personas estén dentro del templo al momento de la boda. Dijo que esto fue controlado a través de la filmación del evento y que las personas que estuvieron en la explanada y en los pasillos no cuentan. 


«El día anterior a la boda me comuniqué con la policía y con el cura para recordarle el protocolo y se filmó para controlar eso», afirmó.

Con respecto al escrache en las afueras de la Catedral Metropolitana, sostuvo que no hay un informe por parte de la Policía. «La manifestación está amparada por la Constitución Nacional y estaban al aire libre», agregó.

Con respecto a la boda en San Bernardino, dijo que corresponde a otra jurisdicción pero que el Ministerio de Salud debería explicar el protocolo aplicado.

Compartí: