Descargar el Audio

Efraín Alegre Irún, dirigente del JLRA, calificó de una “tomadura de pelo” la imputación de la Fiscalía por supuesta frustración y alteración de la escena del crimen del joven liberal, Rodrigo Quintana. Manifestó que el Ministerio Público usó las pruebas que presentó el Partido Liberal. Sostuvo que se pretende crear una nueva versión de lo sucedido y que los jóvenes liberales no lo permitirán, pese a que el Poder Judicial “esté sometido a (Horacio) Cartes”.


“Yo soy activista de la Juventud Liberal, nos vamos a organizar y nos vamos a manifestar, porque esto no es algo personal en contra mío, ni de Stiben, ni de Olga Paredes. Acá hay un intento de cambiar la verdad y crear un nuevo relato a partir de esa noche y los jóvenes liberales no vamos permitir. No importa que el Poder Judicial esté sometido a (Horacio) Cartes, no importa que el presidente esté sometido a Cartes, a nosotros no nos importa y no le tenemos miedo a la mafia”, dijo.

Mencionó que no se ha interiorizado de la imputación, pero de acuerdo a lo que ha leído en medios de comunicación, dijo que “esto es una tomadura de pelo bajo cualquier punto de vista”.

Dijo que la imputación se basa en las mismas pruebas que proveyó el Partido Liberal.

Además, dijo que no cree en que hayan modificado la escena del crimen.

La fiscala Esmilda Álvarez imputó Efraín Alegre Irún, hijo del titular del PLRA, Stiben Patrón, Olga Paredes Britez, Ramona Cantero y Fernando Cáceres, por frustración de la persecución y ejecución penal, alteración de la escena del crimen y sabotaje informático. Todos dirigentes de la Juventud Liberal.

Relacionadas:

Stiben Patrón niega modificación de escena del crimen de Quintana y denuncia «sicariato» por parte de Sandra Quiñónez

Imputan a dirigentes juveniles del PLRA por supuesta alteración de la escena del crimen y sabotaje informático 

Compartí: