El fiscal de Minga Porá, Carlos Antonio Almada, requirió la rebeldía de un joven que habría propinado una golpiza a su concubina, tras una discusión que mantuvieron en el interior de una vivienda, ubicada en Segunda Línea de este municipio altoparanaense. El indiciado está identificado con las iniciales M.S.C. (22), quien se encuentra prófugo de la Justicia y es requerido por la supuesta comisión del hecho punible de Violencia Familiar.


Según la investigación fiscal, el hombre habría maltratado en reiteradas ocasiones a su concubina, identificada como L.E.F. (21). La última agresión habría ocurrido el 9 de agosto último, a la 01:00 aproximadamente. En aquella ocasión, el sospechoso habría propinado golpes en el rostro a su pareja, quien salió corriendo de la habitación.

No obstante, el presunto agresor persiguió a su víctima, tras alcanzarla, supuestamente la besó a la fuerza y le habría mordido en los labios, ocasionándole lesiones. Seguidamente, la llevó presuntamente arrastrando hasta la pieza, donde nuevamente le propinó golpes de puño en la cabeza, produciéndole igualmente lesiones.

Luego de la agresión, el sujeto habría mantenido encerrada a la fuerza a la víctima durante varias horas. Sin embargo, posteriormente, la afectada al quedar libre radicó la denuncia en su contra.

El médico forense del Ministerio Público, Dr. Javier Brítez, inspeccionó a la víctima y confirmó las diversas lesiones sufridas.

Fuente: Ministerio Público

Compartí: