La agente fiscal María Segovia, de la Unidad Especializada de Lucha contra la Violencia Familiar formuló imputación contra Marcos Aurelio Dávalos González y Carlos Jorge Dávalos González por la supuesta comisión del hecho punible de Violencia Familiar, Coacción Grave y Privación de Libertad. La representante del Ministerio Público solicitó además al Juzgado Penal de Garantías que aplique la medida cautelar de prisión preventiva.


Según los antecedentes de la causa, el 11 de julio de 2020, siendo las 11:00 aproximadamente, en el interior de la vivienda ubicada en 16 Proyectadas n.° 496 esquina México del Barrio Obrero de la ciudad de Asunción, habrían ingresado Marcos Aurelio Dávalos González y su hermano Carlos Jorge Dávalos González, pidiéndole las llaves a la hermana de ambos de nombre Marta Ramona Dávalos González, ya que dos días antes (jueves, 09 de julio de 2020), los mismos habrían ingresado a la misma vivienda, retirando del lugar al padre de nombre Aurelio Ramón Dávalos, por lo que supuestamente vinieron a retirar pertenencias del mismo, de uso personal.

Ante el reclamo de la señora Marta Dávalos, supuestamente su hermano Marcos Dávalos se enfureció por lo que ayudado por Carlos Jorge Dávalos, quien supuestamente sostuvo del brazo a la señora Marta Dávalos, Marcos Dávalos la habría golpeado en el ojo lado izquierdo con el puño cerrado, así como en varias partes del cuerpo.

Posteriormente, Marta Dávalos al tratar de huir para pedir auxilio a la Policía Nacional que se habría estacionado cerca de la vivienda, supuestamente ante la llamada de vecinos que habrían escuchado los gritos de pedido de auxilio, ella habría sido atajada y golpeada en el estómago por un vecino de nombre Jorge Díaz, quien supuestamente la extorsionaba mientras ella cuidaba a su padre antes de ser llevado por sus hermanos, mencionándole que si no le entregaba Gs. 100.000 cada vez que él le pedía, diría que ella no cuida a su padre o que el mismo tiene turbeculosis, teniéndola amenazada de que sus hermanos volverían a pegarle si ella hablaba.

Luego, los hermanos Dávalos – Marcos y Carlos – se habrían retirado del lugar volviendo horas después y al encontrar supuestamente a la señora Marta Dávalos acompañada de la señora Noelia Paredes, amenaza a ambas personas.

Esta situación tendría sus antecedentes de al menos 2 años atrás, recibiendo supuestamente la señora Marta Dávalos agresiones físicas y psíquicas de parte de Marcos Dávalos, quien la llamaba “loca, borracha, prostituta, pastillera” y supuestamente en diciembre de 2019, durante la internación del padre de estos hermanos, en el Sanatorio AMSA, el señor Marcos Dávalos habría golpeado a la señora Marta Dávalos y a su padre en la cabeza, interviniendo supuestamente los guardias del Sanatorio, quienes lo habrían llevado afuera del lugar; y las agresiones psíquicas durante ese período de tiempo, de parte de Carlos Dávalos, quien supuestamente no la nombra por su nombre, sino que se refiere a ella como: “ borracha, drogadicta, desgraciada, infeliz”.

En fecha 20 de julio de 2020, supuestamente, vuelven a reingresar a la vivienda donde vive Marta Dávalos, su hermano Marcos Dávalos, quien la amenaza de que la misma guarde silencio acerca de lo sucedido, ya que habría quedado un moretón en el ojo lado izquierdo, estando presente Carlos Dávalos, quienes habrían estado acompañados de agentes de la Policía Nacional de la Comisaría 4ta. Por lo que la misma, les entrega la llave de acceso a la vivienda.

Ya en fecha 01 de agosto de 2020, siendo las 09:00 aproximadamente, el señor Marcos Dávalos se habría presentado a la vivienda de la señora Marta Dávalos, ingresando al interior de la vivienda, le pide las llaves de la casa a punta de arma de fuego (presumiblemente una pistola), la golpea con la culata del arma en la cabeza y habría cerrado toda la casa con llave, dejando a la misma encerrada, sin comida, sin agua, sin poder salir de la vivienda, por lo que la misma horas después habría llamado a una vecina de nombre “Ña Luci”, a las 13:30 aproximadamente, a quien habría solicitado comida, diciéndole que estaba encerrada y que sus hermanos regresarían en dos horas a controlar que la misma haya limpiado toda la casa y queen caso de no encontrar limpia la casa, la golpearía. Al ser rescatada por los vecinos, quienes la habrían bajado desde la planta alta, Marta Dávalos sale llena de olor a orín, se habría hecho todas sus necesidades encima y se encontraba temblando, del miedo que la misma tendría a sus hermanos, ya que la misma se encuentra en proceso de rehabilitación de un cuadro de depresión en el que la misma se encontraría.

Fuente: Ministerio Público

Compartí: