La fiscal Esmilda Álvarez, formuló imputación contra Olga María Paredes Brítez, Ramona Mabel Cantero, Fernando Cáceres por el supuesto hecho punible de frustración de la persecución y ejecución penal previsto en el Art. 292 del Código Penal.


Así también formuló imputación contra Stiben Patrón, Efraín Alegre Irún, por la supuesta comisión de los hechos punibles de Frustración de la Persecución y Ejecución Penal, Alteración de Datos y Sabotaje de Sistemas Informáticos.

Las imputaciones se dan en el marco de la causa conocida como 31M, por alteración de la escena del crimen y sabotaje informático. El hecho ocurrió en abril de 2017 en la sede del PLRA, donde perdió la vida el joven Rodrigo Quintana.

Compartí: