La Secretaría Nacional del Deporte de Uruguay (SND) autorizó este martes la vuelta a los entrenamientos colectivos a veinte disciplinas que habían sido suspendidas por la emergencia sanitaria por la COVID-19.


De esta manera, el fútbol sala, el fútbol de salón, el balonmano, el voleibol, el rugby, el hockey y la esgrima podrán tener entrenamientos colectivos con contacto y competencia sin la presencia de público.

En tanto, las bochas, el tenis de mesa, el pádel, el squash, el ajedrez, el billar, los bolos, la gimnasia, el levantamiento de pesas, el levantamiento de potencia, la orientación y el paintball podrán tener entrenamientos colectivos y competencia sin público.

Estas disciplinas se sumarán, entre otras, al fútbol, que retornó el 8 de agosto con la cuarta jornada del Torneo Apertura de Primera División, y al baloncesto que volvió este lunes con la disputa de la primera fecha de El Metro, torneo de ascenso a la máxima competición.

Quedan algunos deportes por habilitar como los ecuestres y la natación.

El subsecretario nacional del Deporte, Pablo Ferrari, explicó a Efe que esta decisión se tomó tras afinar los protocolos para evitar contagios.

En un acuerdo entre la SND, el Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) se definió que en esta oportunidad sean 20 las actividades que queden habilitadas.

La vuelta de todas las disciplinas se da «dentro de la tónica global de lo que está haciendo Uruguay en todas las actividades», dijo Ferrari.

Uruguay sumaba hasta el lunes 1.457 casos de COVID-19 desde que se decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo. Tres personas se encuentran en cuidados intensivos y 40 fallecieron desde esa fecha. EFE

Compartí: