El número de contagios diarios de coronavirus detectados en el Reino Unido repuntó hoy hasta 1.182 casos, de nuevo por encima de mil tras haberse situado ayer en 812.


El Gobierno británico notificó la muerte de seis personas por COVID-19, hasta un total de 41.403 fallecidos desde que comenzó la pandemia, una métrica que incluye a aquellas personas que murieron en un plazo de 28 días tras haber dado positivo en un test por primera vez.

Las autoridades sanitarias han procesado en 24 horas 190.434 pruebas diagnósticas, hasta un total acumulado de 15,2 millones de test.

En la última jornada han sido ingresados 97 pacientes en hospitales del Reino Unido, hasta un total de 867 personas internas en centros sanitarios, de las cuales 70 requieren ventilación asistida.

Según las estadísticas publicadas hoy por el equipo de rastreo de contagios del sistema público de salud británico (NHS Test and Trace), los positivos aumentaron un 27 % en Inglaterra en la semana entre el 6 y el 12 de agosto.

Ese incremento se detectó a pesar de que en ese periodo se redujo en un 2 % el número de pruebas diagnósticas que se llevaron a cabo en la región.

Mientras la ciudad de Manchester y otras zonas del norte de Inglaterra permanecen en un confinamiento parcial para tratar de frenar los contagios, los expertos han advertido de que en Birmingham, en el centro de Inglaterra, está aumentando la transmisión.

Justin Varney, consejero de la Agencia de salud pública de Inglaterra, aseguró que la evolución en los próximos siete días determinará si la localidad, donde viven más de un millón de personas, se verá sometida a nuevas medidas de aislamiento social. EFE

Compartí: