Descargar el Audio

Oliver Gayet, presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) sostuvo que no afectaría al gremio si se realizara un retroceso de fase durante los fines de semana ya que aseguró que a dos meses de la reapertura continúan sosteniéndose a base del sistema de delivery.


«Ir en retroceso de fase en este momento para nosotros no nos muda mucho la situación porque estamos teniendo un gasto de tener el restaurante abierto y no tener gente», enfatizó.

«En estos momentos nosotros estamos sosteniendo las empresas con lo que antes era nuestro extra: el delivery. Sostenemos la empresa con el delivery, hay muy poca afluencia de gente. Nosotros como gremio queremos ir a fase 4, fase 5 y 6, sentir que la gente este con entusiasmo y quiera volver a ir a los restaurantes», aseguró.

Gayet mencionó que el sector «desde marzo sufrimos varias etapas. Hace dos meses venimos trabajando a puertas abiertas y cumpliendo 100% el protocolo pero lo grave es que no vemos la afluencia de gente a los restaurantes, en este momento».

Por otro lado indicó que sí afectaría al personal nuevamente reincorporado al momento de reapertura ya que deberán ser suspendidos nuevamente ante un eventual retroceso.

Cabe recordar que unos 40.000 trabajadores pertenecientes al rubro gastronómico retornaron a sus funciones el 15 de junio. Además, permitió que una gran cantidad de negocios reabrieran sus puertas.

Compartí: