Descargar el Audio

Esta semana el Ministerio Público presentó una nueva imputación contra dirigentes de la Juventud Liberal Radical Auténtica (JLRA), que aparecen en el vídeo del circuito cerrado de la noche y madrugada del 31M de la sede del PLRA, por supuesta obstrucción a la persecución penal.


Según Efraín Alegre Irún dirigente del JLRA, afirmó que no puede existir ningún tipo de obstrucción a la persecución penal, ya que ellos entregaron todas las evidencias hace tres años, incluyendo los vídeos del circuito cerrado con los casquillos a la Fiscalía, esa misma noche tras el hecho. «El atropello de ese no día no fue de la Policía, sino que fue del Estado mismo».

Esta imputación es totalmente arbitraria e injusta partiendo del hecho de que las conductas que se ven en los vídeos que fueron difundidos, que por supuesto fueron tergiversados y descontextualizadas las interpretaciones, las conductas que se ven en los vídeos no son típicas”, sostuvo Olga Paredes, dirigente del JLRA .

Por otro lado, otro de los imputados, el joven dirigente liberal Stiben Patrón enfatizó en que «era terrorismo de Estado, era la fuerza policial de seguridad reprimiendo a jóvenes que estaban en su propiedad, en su casa, habían matado a un compañero esa noche. Lo peor de todo es que cuando nos dimos cuenta que Rodrigo había muerto,lo primero que hacemos es pedirle a la policía que nos ayude y qué hizo la policía aparte de haber asesinado, abandonó cobardemente el lugar, desapareció y hay vídeos».

 

Compartí: