El último rinoceronte de Sumatra en Malasia murió el año pasado, pero científicos malasios están buscando financiación para revivir la población de la especie mediante una técnica de clonación con células madre en un proyecto pionero.


«Tenemos confianza en la tecnología para lograrlo, pero necesitamos 5 millones de ríngit (unos 1,1 millones de dólares o un millón de euros). Estamos buscando patrocinadores», dijo a Efe Muhammad Lokman, investigador de la Universidad Islámica Internacional de Malasia.

Tras su desaparición en Malasia, quedan solo unos 80 ejemplares de rinoceronte de Sumatra («Dicerorhinus sumatrensis») en Indonesia y se encuentra en «peligro crítico» de extinción.

Lokman afirmó que ya han recibido cerca de un millón de ríngit (unos 200, euros) por parte del Gobierno malasia y han conservado tejidos vivos de diferentes órganos como los riñones, el hígado, la piel o el corazón de los tres últimos ejemplares de rinoceronte muertos en el país.

Un equipo dirigido por Lokman están trabajando para conseguir óvulos de rinocerontes africanos del zoológico de Kuala Lumpur con la intención de fecundarlo con células somáticas de los especímenes extintos.

«Extraemos el núcleo de los óvulos e insertamos las células somáticas (de los rinocerontes extintos) de forma que el óvulo se desarrolla hasta convertirse en un embrión que transferimos al útero de un animal subrogado, que puede ser otra especie de rinoceronte u otro mamífero como un caballo», explicó Lokman.

LA OVEJA DOLLY

El objetivo es clonar al menos cinco o seis ejemplares para garantizar la rehabilitación de la especie en Malasia.

Esta técnica se usó para clonar a la oveja Dolly en 1997, pero es la primera vez que se trata de aplicar para revivir ejemplares desaparecidos.

Este proyecto de clonación comenzó después de que en noviembre del año pasado falleciera Imam, el último ejemplar de rinoceronte de Sumatra en Malasia debido a un cáncer a los 25 años.

La muerte de Imam, una hembra, en la provincia malasia de Sabah en la isla de Borneo, causó conmoción entre muchos malasios y la comunidad de científicos y conservacionistas, después de que el último macho falleciera seis meses antes.

Los últimos 80 ejemplares de esta especie, la más pequeña entre los rinocerontes al medir hasta unos 1,3 metros de altura hasta la cruz, se encuentran mayoritariamente en la isla de Sumatra y, en menor medida, en la parte indonesia de Borneo.

OTRAS ESPECIES DE RINOCERONTE

Indonesia también es hogar del rinoceronte de Java («Rhinoceros sondaicus»), la especie de rinoceronte y probablemente de mamífero también en mayor peligro de extinción en el mundo al quedar solo 70 ejemplares en la isla de Java.

Según la ONG Save the Rhino International, quedan también en Asia unos 3.500 ejemplares de rinoceronte unicornio o de India, mientras que en África hay entre 5.300 y 5.600 rinocerontes negros y entre 17.000 y 18.000 rinocerontes blancos.

Las mayores amenazas de los rinocerontes son la caza furtiva, principalmente para apropiarse de sus cuernos, muy demandados por consumidores de medicina tradicional, así como la pérdida de hábitat. EFE

Compartí: