El agente fiscal Meiji Udagawa, de la Unidad Especializada en la Lucha contra el Narcotráfico, intervino en un allanamiento en una zona boscosa de la colonia Maracaná, Departamento de Canindeyú, donde se incautó marihuana prensada y picada.


La incursión se dio en base a una investigación sobre la existencia de alijos de drogas ocultos en el bosque para su posterior envío al Brasil.

Durante el procedimiento, en total se incautó una tonelada de marihuana prensada y 1500 kilos de marihuana picada. Intervinieron en el procedimiento agentes de la Senad. Entre las evidencias halladas están cuatro gatos hidráulicos. La droga incautada tendría un valor que ronda los 500 mil dólares en el mercado brasileño.

El Ministerio Público dispuso el pesaje en el lugar y luego incinerada debido al lugar de difícil acceso que hacía complicado su extracción. Sin embargo, se incautaron algunos panes para su análisis primario de campo.

Fuente: Ministerio Público

Compartí: