Un nuevo hecho de incendio afectó esta vez a la Reserva Ecológica Banco San Miguel de la Bahía de Asunción. Fiscalizadores del MADES se constituyeron hasta el lugar y constataron que el fuego afectó un área de aproximadamente 50 hectáreas, perjudicando el hábitat natural de aves playeras y migratorias, además de la vegetación nativa allí existente y a la fauna, en especial a los invertebrados. Según denuncias de moradores cercanos el fuego habría iniciado como un método para limpieza de predios y se propagó rápidamente a raíz de la mala disposición de residuos existente en la zona.


Según el reporte elevado por los fiscalizadores, se observaron focos de incendio remanentes, los cuales estaban siendo controlados por Bomberos de la Policía Nacional y funcionarios de la Secretaría de Emergencia Nacional.

El fuego afectó prácticamente toda el área del Proyecto de Restauración de Hábitats de Aves Playeras, afectando el hábitat de estas especies, siendo la más representativa el Playerito canela, además de las aves migratorias, también a la fauna nativa existente allí, como el Yakare hu, Carpincho, Caimán Yakaré, Aguara Popé, Lobope y Lagartos, fueron principalmente afectados los invertebrados del suelo como caracoles, ostras y cangrejos.

La vegetación predominante en el lugar afectado es de especies herbácea, siendo la más representativa el Jukeri, no obstante también fueron afectadas especies nativas de la zona como Urunde´y, Kurupa´y, Lapacho, Yvyra Pytá, Algarabillo y Petereby.

El fuego habría iniciado alrededor de las 21:00 horas del día de ayer y según vecinos del lugar, los responsables serían personas extrañas que procedieron a la limpieza de predios de la zona de la Reserva, presuntamente para el establecimiento de un asentamiento humano, lamentablemente el primer foco de incendio se vio magnificado a raíz de los fuertes vientos, propios de estas épocas del año, sumado a la disposición inadecuada de residuos sólidos del área afectada.

Las verificaciones se realizaron de manera conjunta con funcionarios de la Municipalidad de Asunción, responsables de la administración de la mencionada unidad de conservación.

Fuente: MADES.

Compartí: