A partir de la adjudicación del Acuerdo Nacional de provisión de batas hospitalarias por parte del Ministerio de Salud a la Asociación de Confeccionistas del Paraguay (AICP), el sector textil fabricará 150.000 batas semanales. «Estamos preparados y estoy seguro que la industria va a dejar en alto la confianza que el Gobierno y toda la ciudadanía puso en nosotros», manifestó Diego Daud.


En la mañana de este miércoles, se dio a conocer que el ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, adjudicó el Acuerdo Nacional a través de la Resolución S.G. N° 372, mediante el cual se confeccionarán 3.000 batas y se generarán más de 3.000 empleos directos.

«Empresas de todo porte, pequeñas, medianas y grandes estaban esperando que esto salga para que se dinamice la economía y tengan trabajo. Ojalá que con esto puedan hacer pasar un año extremadamente duro», manifestó el presidente de la AICP, Diego Daud.

En ese contexto, informó que todas las empresas involucradas ya se estuvieron preparando a lo largo de las últimas semanas para entregar 150.000 batas por semana al Ministerio de Salud. «Pusieron a punto sus talleres, invirtiendo en máquinas, contratando gente y ya hicieron las pruebas con otras batas. Realmente es algo muy emocionante», señaló.

«Estimamos que tanto de forma directa e indirecta van a estar ocupadas unas 3.000 personas en los próximos meses, o sea, 3.000 familias van a tener un sustento digno para poder pasar esta situación», dijo mencionando a la vez que esta adjudicación cumple con el objetivo de proteger a los profesionales de blanco, primeros en la línea de batalla contra el covid-19, y generar fuentes de empleos en el país.

«El Estado destinó unos 114 mil millones de guaraníes que se van a inyectar 100 por ciento en la economía nacional. Gracias a todo esto, hay otras entidades tanto gubernamentales como no gubernamentales que ya se acercaron a nuestros socios y a la asociación para pedir batas», comentó.

Destacó además que dicha adjudicación produce un efecto multiplicador que establece una nueva línea de negocios dentro del sector, ya sea para abastecer necesidades locales y generar una oferta exportable más para los confeccionistas. «Estamos preparados y estoy seguro que la industria va a dejar en alto la confianza que el Gobierno y toda la ciudadanía puso en nosotros», dijo Daud.

«Estamos preparados para fabricar todo tipo de indumentaria relacionada con la lucha contra el covid-19», finalizó.

Fuente: Agencia IP

Compartí: