Descargar el Audio

La senadora y presidenta de la Comisión de Hacienda, Esperanza Martínez sostuvo que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez “no tiene credibilidad”. Por otro lado, aseguró que el mandatario perdió para la ciudadanía “autoridad y legitimidad”.


Sobre el jefe de Estado:

«Él prometió que iba a ser caiga quien caiga, sin embargo lo que hace es protejo a quien cae. Todos los que caen a través de las denuncias, en vez de que caigan más son sostenidos por el Gobierno de Mario Abdo y son parte del proceso de corrupción».

«En el primer año de su Gobierno estuvo a punto de irse por la entrega de la soberanía de Itaipú, a eso se le fue agregando todas las situaciones de corrupción, privilegios, un Gobierno altamente criticado por varias situaciones de irregularidades, torpezas y por falta de confianza política, yo diría que es un Gobierno sumamente frágil, debilitado, con poco liderazgo y casi cómplice de la corrupción que se ha dado en todas las instancias de Gobierno».

Economía:

«Todos sabemos que quinientos catorce millones de dólares van a ser insuficiente para reparar el déficit histórico en salud, pero sí pudiera darnos un fuerte soporte y una tranquilidad de tener el equipamiento de bioseguridad y de proteger la vida de los trabajadores de Salud que son los más expuestos. Lo que encontramos fue corrupción, amigos, no cumplimento de los estándares internacionales en las compras y todo lo demás, eso ha generado una rabia tremenda y una incapacidad del Gobierno de tomar medidas para cambiar, aparece apañando esta corrupción, no hay absolutamente acciones que puedan decir que esto va a ser castigado», enfatizó.

Gestión en Salud de Mario Abdo Benítez:

«El Gobierno de Abdo apenas se declaró la pandemia tuvo dos aciertos: plantear una ley de emergencia que fue debatida a los diez de proceso y el Congreso tuvo un gesto político de acompañar y entregarle al presidente la lapicera para que hiciera una serie de medidas administrativas excepcionales que no necesiten pasar por el Congreso, modificar presupuestos, recortar, alzar o subir lo que sea necesario al buen criterio del Gobierno y un préstamo de 1.600 millones destinados a los dos componentes más importante de la pandemia: preparar el sistema sanitario y la segunda socorrer económicamente a las familias y microempresarios y por parte del Ministerio de Salud implementar la cuarentena». indicó.

«En términos generales vieron esto como un buen gesto, los paraguayos y paraguayas tuvieron un buen gesto, intentaron acompañar, hemos tenido un respeto a la cuarentena y al aislamiento por casi cuatro meses, pero el resultado empezó a ser un deterioro en lo que debía de haberse hecho y no se hizo», afirmó.

Sobre la administración del mandatario:

La legisladora aseguró que «sabemos que la fiscal general del Estado, no es una persona que actúa de manera independiente, hay una protección a ciertos sectores económicos. Mario Abdo para la gente ha perdido autoridad y legitimidad y aparece como una persona atrapada por los propios sectores económicos del Partido Colorado que son sus aliados y sus adversarios al mismo tiempo, porque en el Senado ni siquiera los representantes de su Bancada se animan a defender la gestión del presidente Mario Abdo, es una persona que no tiene credibilidad».

Compartí: