Fiscalizadores del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), intervinieron un desmonte de área boscosa nativa realizada por nativos dentro de una propiedad privada. Ocurrió en la localidad de Corpus Cristi, departamento de Canindeyú. El procedimiento se realizó en el marco de la Ley 96/92 de Vida Silvestre y la 294/93 “Evaluación de Impacto Ambiental”.


Durante el recorrido, los técnicos constataron cambio de uso de suelo en varios sectores donde se encuentra asentada la comunidad indígena Avá Guaraní. A la vez, se pudo constatar la tala y quema de área boscosa nativa, que alteró gravemente las condiciones naturales de la fauna y flora allí presente. El cambio de uso de suelo se realizó para área de cultivo y el aprovechamiento de maderas. Son unas 200 familias las que ingresaron irregularmente al lugar y causaron lo mencionado.

Los fiscalizadores no pudieron ingresar a algunos sectores de la propiedad ya que fueron interceptados por un grupo de indígenas, movilizados en motocicletas, quienes actuaron de manera hostil contra los funcionarios, exigiendo explicaciones sobre el recorrido.

Las verificaciones se realizaron de manera conjunta con agentes del Departamento de Bosques y Asuntos Ambientales de la Policía Nacional, fiscalizadores, funcionarios de Asesoría Jurídica y de Control Ambiental del MADES. El informe de todo lo constatado será remitido a la Dirección de Asesoría Jurídica, además del Ministerio Público y al Instituto Paraguayo del Indígena (INDI).

Fuente: MADES

Compartí: