Descargar el Audio

Luis Ávila, secretario general de la Cámara de la Industria Química Farmacéutica del Paraguay (Cifarma) manifestó que es preocupante que se empieza a sentir el impacto de los suministros de lo que se requiere para la parte sanitaria en relación a la pandemia del COVID. Agregó que la dependencia de Paraguay para la importación de insumos “juega muy en contra”.


«Es preocupante que está situación empieza recién a sentirse, o sea los impactos de los suministros y de las cosas que necesitamos para la parte de Salud de COVID recién se empiezan a sentir y va a durar mucho tiempo», sostuvo.

Explicó que «cuando empezó la pandemia se hablaba de la hidroxicloroquina y lo hemos traído por pedido de Salud Pública y hoy día no se usa. Es una tarea del día a día, hay que ser muy finos y trabajar codo a codo, nosotros estamos encontrando permanentes por este tema de midazolam. Inclusive, hemos tirado algunas ideas para que desde Cancillería se puedan hacer cosas para por lo menos paliar algo. Hay que ser sinceros de repente hay cosas que se pueden hacer de Gobierno a Gobierno».

«Necesitamos trabajar de forma mucho más firme y coordinada. El Coronavirus si todo anda bien seguramente tendremos vacuna dentro de seis meses. Así como hay un modo COVID de vivir, hay un modo COVID de trabajar y de abastecerse. Aquí hay una sola salida: que el Estado y los empresarios desarrollen soluciones a largo plazo», manifestó.

Compartí: