Guarderías y colegios de toda China comenzaron hoy el nuevo curso escolar tras 16 días consecutivos sin registrar ningún contagio local por el coronavirus SARS-CoV-2.


En Wuhan -ciudad en la que se detectaron los primeros casos del virus pero que no ha diagnosticado nuevos positivos desde mayo- casi 1,4 millones de estudiantes volvieron hoy a las aulas sin la obligatoriedad de cubrirse boca y nariz con mascarilla, pero con la recomendación de tenerla a mano.

Los 2.842 centros educativos de Wuhan que reabrieron hoy sus puertas han sido desinfectados y se realizarán inspecciones y limpiezas periódicas como parte de los protocolos de prevención establecidos por las autoridades, que contemplan también la toma de temperatura corporal de los alumnos.

Las autoridades sanitarias han hecho hincapié en la higiene de manos, el mantenimiento de la distancia de seguridad y el uso de las mascarillas en el trayecto entre la escuela y el hogar, en especial si se hace uso de transporte público para los desplazamientos, una opción que recomiendan evitar para minimizar el contacto humano.

Medidas preventivas similares se han adoptado en colegios y guarderías de la gran ciudad oriental de Shanghái y en varias provincias más del este, el centro y el sur de país, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

En Shanghái, más de 1,5 millones de estudiantes de enseñanza primaria y secundaria han empezado las clases, como sucede también en Pekín, cuyos estudiantes universitarios han comenzado ya el regreso para un próximo inicio del curso.

En la capital, los estudiantes de primaria y secundaria volverán a sus pupitres de manera escalonada, y algunos ya comenzaron las clases el 29 de agosto, mientras que otros no lo harán hasta el próximo 7 de septiembre.

Según los últimos datos de la Comisión Nacional de Salud, en China quedan 216 infectados por coronavirus activos, tres de los cuales se encuentran en estado grave. EFE

Compartí: