Descargar el Audio

La señora Karina Mieres denunció a su expareja, el juez Héctor Capurro, de querer sacarle a su hijo utilizando las instituciones públicas a su favor. Mencionó que hace cuatro años atrás se separaron y que desde ese momento comenzaron las persecuciones y las amenazas contra ella.


La mujer señaló que Capurro retuvo a su hijo  por 30 días y que durante ese tiempo ella no lo pudo ver. Mencionó que el magistrado presentó un informe psicológico falso, que demostraba que el menor supuestamente sufría abusos físicos por parte de ella.

Dijo que el caso tuvo bastante repercusión en la prensa, por lo que el menor pudo volver con ella posteriormente.

Mieres además indicó que varias instituciones públicas son cómplices del magistrado como la Policía Nacional y el Juzgado de la Niñez y  Adolescencia. Asimismo indicó que la esposa anterior denunció también al mencionado magistrado por un caso similar.

Añadió que el niño, desde hace dos años mediante un régimen de relacionamiento, tuvo que empezar a tener contacto con su padre y agregó que por temor el menor ya no quiere relacionarse con el juez. «Me dijo mamá, yo te suplicó, yo ya no me quiero ir a esa casa, mi papá es malo», expresó.

Comentó que ella reclamó este hecho al juez por teléfono y que este respondió yéndose a su domicilio con intenciones de volver a sacarle al menor a la fuerza en compañía de un policía y de sus dos otros hijos mayores.

Contó a su vez que cada vez que el niño expresa no tener intenciones de compartir con su padre, llega a su domicilio una orden de allanamiento con policías.

Enfatizó que su hijo por esta situación comenzó a sufrir cuadros de pánico y ansiedad, y que actualmente está siendo medicado.

 

Compartí: