Descargar el Audio

El doctor José Casañas Levi señaló que la legítima defensa, tanto de manera personal como a terceros tiene un límite. Para este último explicó que la Ley autoriza que los particulares puedan aprehender y retener a una persona si cometió algún hecho punible, pero que está prohibida la justicia por manos propias. Acotó que tras la detención se debe llamar a la Policía Nacional.


Casañas Levi habló sobre el último caso de legítima defensa a tercerceros, en el que el conductor de una camioneta atropelló a dos asaltantes que estaban a bordo de una motocicleta, quienes un momento antes había asaltado a una mujer sobre la Avenida Cacique Lambaré casi Carretera de López.

Según el abogado, el caso es interesante ya que el hombre grabó el caso estando en su camioneta mientras se producía el robo. Posteriormente se acerca hasta la motocicleta, la embiste y echa a los dos sujetos que cometieron el asalto.

Según el comisario Víctor Romero, los dos malvivientes ya están aprehendidos y son mayores de edad. Añadió que uno solo de ellos tiene antecedentes por perturbación de la paz pública y que a partir de ahora ambos tendrán antecedentes por hurto.

Sobre el chofer del móvil no quiso mayores detalles acerca de su identidad y agregó que ya se puso a disposición del Ministerio Público para la investigación.

 

Compartí: